Ordenando el bien y prohibiendo el mal no hay amigos para el creyente. Mandamos hacer el bien, nos insultan y calumnian nuestro honor, y encontramos a la gente del mal ayudándoles a esto, hasta que por Allah me han acusado de grandes cosas. Por Allah, no dejaría de realizarlo (es decir, ordenar el bien y prohibir el mal) por estar a la derecha de ellos "
[Al-'Itisaam - por Al-Shatibi]

lunes, 12 de julio de 2010

Tener Verguenza de las vestimentas musulmanas en los países de los incrédulos !!


Es lícito Tener vergüenza de las vestimentas musulmanas en los países de los incrédulos ?

Pregunta:

Hay gente que es molestada y que tiene vergüenza de vestirse con las vestimentas que muestran que son musulmanes cuando viajan a los países incrédulos.

¿Qué consejo daría a esa gente?

Respuesta:

Desgraciadamente, lo que dice la persona que pregunta es verdad: aun siendo nosotros superiores, no tenemos personalidad.

Por ello, sentimos siempre que estamos en la cola y que debemos seguir a los demás.

Se constata que si uno de nosotros ve una cosa útil, no la asigna jamás a él ni a ninguno de los musulmanes, sino dirá: “Eso viene de la civilización occidental o asiática”, no dándose ningún valor, a pesar de toda la corrupción que representan los demás.

Y cuando esa gente viene donde estamos, se ponen sus vestimentas cortas y escotadas sin vergüenza, a tal punto que sus mujeres están medio desnudas, chasquean [hacen ruido con sus tacones], y poco falta para que la tierra no se funda bajo sus pies.

Ellas no se preocupan de nada mientras sean mujeres, entonces que decir de nosotros, los hombres musulmanes? ¿Cómo se puede tener vergüenza de nuestras vestimentas islámicas en sus países? ¿No es la prueba evidente de nuestra debilidad de carácter?

La respuesta es efectivamente, si nosotros tratamos a esa gente como nos tratan, sería lo justo. Si ellos vienen a nuestros países vestidos como son, sin preocuparse por nuestros sentimientos, por qué no nos ponemos nuestras vestimentas islámicas durante nuestros viajes hacia sus países, sin importarnos sus sentimientos?

Una persona –que murió –que Allah sea clemente con él-, me contó que, antes, había viajado a un país extranjero llevando con él sus vestimentas islámicas bien distintivas. Dijo que encontró muy buen recibimiento de su parte, a tal punto que le abrían la puerta del coche cuando quería montarse. Mirad esta historia y cómo este hombre estuvo orgulloso de Allah –alabado y ensalzado sea- [de mostrar ser musulmán y de que su Dios es Allah mediante la ropa], y Allah –alabado y ensalzado sea- le preservó su orgullo. No hay que humillarse delante de ellos, porque el musulmán todo el tiempo debe estar orgulloso de ser lo que es!

Si se hojean las páginas de nuestros libros de historia para ver el comportamiento de los soldados musulmanes con sus enemigos durante las guerras, se constataría cuál era su orgullo frente a sus enemigos. Por consiguiente, el musulmán debe guardar su amor propio y su dignidad de manera que no crea que su vida ciudadana ridícula representa la civilización. ¿Cómo se puede llamar a eso “una civilización” mientras que destruye las costumbres, predica a renegar de Allah –alabado y ensalzado sea- y a la decadencia? La verdadera civilización es el progreso útil permaneciendo apegados a nuestra religión y a su moral, entonces por qué concederles eso tan fácilmente? ¿Son ellos, la gente de la civilización y nosotros, los retrasados?

Nuestro deber es progresar con nuestra religión en los ámbitos de la creencia y de las obras para que la civilización sea nuestra, y que nosotros se la concedamos.

¿La sinceridad no forma parte de la civilización? La respuesta es que sí, y el Islam insiste sobre esta cualidad. Allah –alabado y ensalzado sea- dice:

“¡Creyentes! Temed a Allah y estad con los verídicos”. [1]

Y el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- dijo:

“La sinceridad conduce a las obras de bien y las obras de bien conducen al Paraíso. El hombre no cesará de decir la verdad hasta que se le menciona ante Allah –alabado y ensalzado sea- siendo de los verídicos. La mentira conduce a las malas acciones y las malas acciones conducen al Infierno. El hombre no cesará de mentir hasta que se le mencione ante Allah –alabado y ensalzado sea- siendo de los mentirosos”. [2]

Lo que se constata, desgraciadamente, es que muchos musulmanes perdieron esta cualidad, entonces no se puede decir que se representa el Islam bajo este aspecto muy importante.

Hablamos ahora de otras cualidades como la lealtad y la sinceridad en la venta, el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- dijo al respecto:

“El vendedor y el comprador son libres [de concluir la venta o no] hasta que se separen. Si fueron sinceros y si no escondieron nada de los defectos de sus mercancías. Allah bendecirá su venta. Pero si esconde los defectos y si mintieron, ello anula la bendición”. [3]

¿La lealtad y la sinceridad son presentadas en todas las transacciones efectuadas por los musulmanes? Se puede decir que algunos musulmanes perdieron esta cualidad en sus transacciones. Algunos de entre ellos no son sinceros ni muestran los defectos de sus mercancías, y peor todavía, se encuentra a los que mienten y doblan el precio, no es eso una mentira y un engaño?

Sin embargo el Islam lo prohíbe y el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el-, dijo al respecto:

“Quien engaña no es de los nuestros”. [4]

¡Mirad como el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- desaprobó ese género de personas, y a pesar de ello, algunos musulmanes engañan, que Allah nos proteja! Quien observe el estado de los musulmanes constatará que la gran parte de los musulmanes está lejos de las cualidades y de las costumbres a las cuales el Islam incita [a tener] y me entristece decirlo: algunos musulmanes hacen huir a la gente del Islam a causa de su [mal] comportamiento que contradice el Islam!

Fatwa de Sheikh Al-Uthaymin, extraida de su recopilación de fatawa
Capítulo de la Fe, pág: 787-789
[1] El Arrepentimiento, v.119
[2] Al-Bukhari, capítulo de las reglas de urbanidad (nº 6094) y Muslim, capítulo de la beneficencia y de los lazos de parentesco (nº 2607)
[3] Al-Bukhari, capítulo de las ventas (nº 2079), y Muslim, capítulo de las ventas (nº 1532)
[4] Muslim, capítulo de la creencia (nº 101)
Fuente: www.fatawaislam.com/

Traducido por Ummu Darda Al Andalusiya

_________________
أبـــو الـــدرداء اللــيـبــي
Muhammad Ibn Sirin -rahimahu Allah- dijo :
"Este conocimiento es una religión, tened cuidado pues, de quién aprendeís vuestra religión".

1 comentario:

  1. MashaAllah,llegué a esta pagina por casualidad y me encuentro con semejante post. (Allah los recompence por ello) Gracias por estas letras. Assalamualaikumwarahmatullah!!

    ResponderEliminar